Share this:

" />
Voces de alarma – Editorial Analitica.com Miércoles, 19 de junio de 2013

Pensar que hay desacuerdos en el chavismo que darán oportunidades de triunfos municipales a la oposición, puede ser contar pollos antes de nacer; en la oposición, entre tanto, algunos pollos cacarean fuera de contexto

Es posible que se produzcan desgarros y desacuerdos en el chavismo –en el Polo Patriótico, vale decir- como algunos aseguran, pero es asunto de ellos y no deberían ser pollos contados antes de nacer para la oposición. En cambio sí deben ser campanazos de alarma algunas voces de dirigentes de importancia que han estado sonando en esa oposición organizada en la Mesa de la Unidad Democrática.

Se está cuestionando la validez de las candidaturas electas en primarias para el Municipio Libertador en Caracas, la Alcaldía de Maracaibo y la de Baruta –que sepamos hasta ahora. Las dos primeras, por dirigentes opositores que se manifiestan públicamente disconformes con los candidatos definidos y pretenden nuevas primarias. En el caso de Baruta, por electores inconformes por la presentación a primarias en su momento, y elección, de un candidato opositor que según todo el mundo, menos su partido, está inhabilitado. Es decir, que de resultar electo el 8 de diciembre no podría asumir el cargo de Alcalde.

Por si fuera poco, la lamentable muerte del candidato electo en esas primarias para competir por la Alcaldía de El Hatillo, dejó una vacante que sí debería ser llenada por un nuevo proceso de elección entre los habitantes del municipio, pero no lo habrá. Todos los candidatos de la oposición, se anuncia, irán directamente a competir por el cargo en el proceso oficial del 8 de diciembre. Lo que preocupa no es la decisión, sino la razón que aparentemente llevó a tomarla, de que es numéricamente imposible que el chavismo triunfe en unas elecciones en ese municipio.

Lo de Baruta angustia porque también puede pensar uno que muchos electores no querrán arriesgar su voto con un candidato inhabilitado; lo de El Hatillo porque la debilidad del PSUV es sólo una presunción. Sabemos que en ese municipio hay al menos dos o incluso tres muy buenos candidatos opositores; pero precisamente porque son muy buenos, es lógico prever que habrá una división del voto opositor y por allí puede colarse el Psuv.

Que existan estas dudas en tres municipios de Caracas, y en el vital municipio zuliano, a 6 meses de las elecciones, siembra la esperanza de que las cosas puedan arreglarse, hay tiempo. Pero el tiempo en política es imprevisible, e igual sirve para llegar a acuerdos que para entusiasmar a otros opositores a presentarse por su cuenta mientras la Mesa de la Unidad toma decisiones. Los malos ejemplos pueden reproducirse, y en la oposición ya hay experiencias frustrantes, como sucedió en Valencia y en Guayana.