Zapatero se alinea con el régimen y pide a la oposición que suscriba las elecciones de Maduro
EL PAÍS EFE Madrid / Santo Domingo 

El Gobierno se ha comprometido a respetar escrupulosamente lo acordado, señala el expresidente, pese a que varios partidos siguen vetados y varios dirigentes inhabilitados

El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero envió hoy una carta a la delegación de la oposición venezolana que participa en el diálogo con el régimen de Nicolás Maduro en la que le pide suscribir el acuerdo elaborado en la mesa de diálogo de República Dominicana para el desarrollo de un proceso electoral con garantías. En la misiva, Rodríguez Zapatero, facilitador de las conversaciones entre las partes junto al presidente dominicano, Danilo Medina, expresa que, de manera inesperada para mí, el documento no fue suscrito por la representación de la oposición. No valoro las circunstancias y los motivos, pero mi deber es defender la verdad y mi compromiso es no dar por perdido el lograr un compromiso histórico entre venezolanos.

Agrega que, por ello, le pido, pensando en la paz y la democracia, que su organización suscriba formalmente el acuerdo que le remito, una vez que el Gobierno se ha comprometido a respetar escrupulosamente lo acordado. El expresidente del Gobierno español añade que esta petición la expresa desde su convicción profunda en la necesidad de este acuerdo y desde mi compromiso por el cumplimiento del mismo.

Las elecciones presidenciales se celebrarán el próximo 22 de abril. La fecha ha sido uno de los escollos para alcanzar un acuerdo. El régimen no quería celebrarlas después de abril, mientras que la oposición prefería que fueran como pronto en junio. Entre las exigencias de la oposición, además, estaba que se levantara la inhabilitación política a sus principales líderes, el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles y Leopoldo López, bajo arresto domiciliario.

Screen Shot 2018-02-08 at 9.04.04 AMScreen Shot 2018-02-08 at 9.07.22 AM

El bloque antichavista exige la legalización inmediata, en menos de 48 horas de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y los partidos Primero Justicia, de Capriles, y Voluntad Popular, de López, que quedaron fuera de los comicios por disposiciones de los poderes judicial y electoral, a los que la oposición acusa de servir al gobierno.

El principal negociador de la MUD, Julio Borges, sostuvo que sus propuestas, que incluían precisiones sobre la observación internacional, auditorias, padrón y propaganda electoral, buscaban garantizar unas elecciones libres, a las que, dijo, Maduro le teme.

Una esperanza valiente

En su carta remitida a la delegación de la oposición en el diálogo, que encabeza Julio Borges, Rodríguez Zapatero dice que el proceso de diálogo en Santo Domingo culminó en un consenso básico para un gran acuerdo, que supone una esperanza real y valiente para el futuro de Venezuela. Añade que este acuerdo está concretado en un documento presentado a las partes que da respuesta a los planteamientos esenciales discutidos durante meses.

Entre ellos cita el acuerdo en un proceso electoral con garantías y consenso en la fecha de los comicios, la posición sobre las sanciones contra Venezuela, las condiciones de la Comisión de la Verdad, la cooperación ante los desafíos sociales y económicos, el compromiso por una normalización institucional y las garantías para el cumplimiento del acuerdo, y el compromiso para un funcionamiento y desarrollo plenamente normalizado de la política democrática.

El mandatario dominicano, Danilo Medina, ha manifestado que las conversaciones entraron en un receso indefinido después de que la oposición venezolana se negara a firmar un texto rubricado ya por el presidente Nicolás Maduro, por considerarlo insuficiente.

El diálogo en Santo Domingo ha contado con la observación de Bolivia, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas, países invitados por el Gobierno de Maduro, mientras que por la oposición han participado Chile y México. México decidió retirarse tras la convocatoria unilateral de elecciones presidenciales, y Chile tomó la misma al constatar que no se había llegado a acuerdo alguno para que existieran las condiciones mínimas para una elección presidencial democrática.Screen Shot 2018-02-08 at 9.10.37 AM

Por otro lado, el pleno de la Eurocámara aprobó este jueves una resolución que pide ampliar las sanciones impuestas por la UE a nuevos altos cargos del régimen venezolano, incluido el presidente Nicolás Maduro y sus colaboradores, tras el fracaso de las negociaciones en Santo Domingo, y condenó la expulsión del embajador español en Caracas, Jesús Silva. En el debate previo al voto, la Alta representante para la Unión Europea, Federica Mogherini, reclamó que las autoridades venezolanas y la oposición pacten elecciones legislativas libres, creíbles y transparentes.

MÁS INFORMACIÓN